HAYKUS Y POEMAS BREVES. A EMILIA Y A CANDE

Escrito por Adrián Ferrero



Obertura


La poesía es escribe en la duermevela


Movimientos


I.

La magnolia soñó

que era un rayo de sol.

Bendita luz para amar.


II.

Ámbar tu piel,

guarda tu voz la resina.

Miles de años.


III.

para Emilia

El escritor reverdece.

Un cuento primaveral le ha nacido,

en este crudo invierno sin soles.


IV.

¿Cómo se escribe la palabra libertad?

Un artista entonces pinta un cielo

de estrellada noche.


V.

El agua flota en mí.

En mi centro un caudal.

Navego proa al mar.


VI.

La magnolia

emite su sonido:

emulsión de su perfume,

coronada de silencio


VII.

“El mundo son cuatro elefantes,

una tortuga, navegando”,

dictamina el cartógrafo de palacio.

Mapa irreal para un rey obediente.


VIII.

Su amigo lo abraza.

Trastabilla el huracán

que ha desordenado su vida.

El desconsuelo cesa.

Un sol radiante

seca las lágrimas de mar.


IX.

Anochezco.

La luna incipiente

como tortuga irrumpe.


X.

Herbívoro de mí,

eludo la cetrería.

En mi palma la hogaza.Ç


XI.

La lluvia moja

a contraluz el jazmín.

Lágrimas de sal.


XII.

Tierra de mí,

el agua descalza

descansa de su marea


El cielo para vos


Acuarias

para Cande


En el agua

me sabía volando.

Por eso,

cuando quería remontar vuelo,

solo extendía mis alas

y me dejaba llevar por la corriente


Final


Quisiera en este día soleado

regalar el amor y el silencio.

La mejor manera de encontrarse.

La brisa vuela por sobre el mar.

Olas.

La rompiente

agita el agua

sin hacer ruido.


 

Derechos de la pintura de Azucena Salpeter. Título de la pintura "Caricia", óleo 60 x 70 cm

38 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo