TRES POEMAS DE ERNESTO LANGER

Ernesto Langer Moreno



SOUVENIRS Oh Violeta, que recuerdos. La Francia amanecía en nuestras pupilas Y nosotros éramos dos polluelos en busca de cosas nuevas -como el idioma de las hirondelles, o los paisajes mágicos de la Bretagne-. En esos días fuimos viajeros que corrían tras sus sueños locos, de amor, incontestables. Escapábamos de un monstruo de mil cabezas. Siempre tan unidos como ahora -no lo olvido-. Lejos crecimos distantes de nuestras tribus. Primero en una pieza de un hotel de mala muerte Y luego en un departamento de arriendo moderado. Quién diría que todo eso se iba a convertir en recuerdos atesorados, nebulosos. Como esa lengua que poco a poco, aquí entre los nuestros, se nos olvida. Más ils sont été des jours hereux ¿Qué duda cabe? El hexágono no se parecía a nada que conociéramos. Los libros crecían como amapolas Y sus lectores los seguían como hormigas. Gente extraordinaria que nos contagió de su locura y nos tendió la mano. Y aunque no quisimos quedarnos -por nostalgia, por amor a nuestras tribus- De algún modo los trajimos con nosotros para siempre Y conviven ahora a nuestro lado día a día.

ESTA NOCHE Esta noche voy a escribir hasta que las velas no ardan Y voy a escribir sobre ti que me quitas el respiro Voy a recordar la humedad de tus besos Tu cuerpo de guitarra Y todas esas cosas que alumbran mi corazón y lo hacen latir con más fuerza Hasta que las velas no ardan Que es más o menos la hora en que canta el gallo Te voy a recordar para que brilles como una joya en mi mente desvelada Para que seas la reina de mi desvelo Con todos tus atributos y misterios Volando conmigo atravesando esta noche como si fuera un océano Un océano de risas y ficciones A la manera del cine Donde tú serás la estrella de la película La diva de mi escritura Esta noche será tuya o no será Te lo prometo Y lo que voy a escribir lo voy a escribir en las estrellas Para que todo el mundo lo vea Para que todo el mundo sepa cuanto te quiero Y llegará la madrugada y tú estarás aún junto a mí Dormida y en silencio Sin saber lo que te he escrito Deliciosa y delicada como te recuerdo Viviendo en todas estas mis palabras Un monumento a tu belleza y tu dulzura

TRISTE Estoy triste La noche está estrellada Y yo sueño con el viento entre los árboles Los pájaros en las ramas Estoy triste Aunque tu ausencia está conmigo Me haces falta Mis ojos están tristes Mis miradas están tristes Están tristes mis sueños como si atravesaran un desierto Estoy triste Y la tristeza me sigue a todas partes Como una invitada de piedra pegajosa Estoy triste Y en mi corazón los fantasmas se reúnen para atacarme Quisiera salir yo de este pozo oscuro Y encerrarme entre tus brazos Que tu blanco cuerpo me libere de esta tristeza Y poder beber, una vez más, la alegría de tus pechos



23 vistas

©2020 por Filopóiesis. Todos los derechos reservados. Difunde libremente, pero no olvides citar adecuadamente.
Todas las fotos utilizadas son propias o cuentan con derechos de uso. Los textos son de responsabilidad de los y las escritoras colaboradores/as del sitio.